jueves, 17 de diciembre de 2009



Aquí encontré a un verdadero supermuriente. No se puede ser más elegante; ahí, en mitad del blanco, tocando el banjo, esperando la oportunidad de cazar un conejo.
Grande. Muy grande Borja.

0 comentarios: